El “rec” & “play” en casettes…

No sabría explicar realmente el por qué, sólo puedo decir que pertenezco a una generación que esperaba a que pusiesen su canción favorita en la radio para darle al “rec” y “play” a la vez, en la doble pletina del equipo HI FI que tus padres tenían en el salón de casa, para poder tener tu colección de canciones en una cinta que luego te llevabas en el walkman… hoy se hacen listas de spotify…

Recuerdo que intercambiaba cintas de cassete con amigos, de esa manera llegaron a mis manos bandas como BadReligion, NOFX, No use for a name, Ramones, Pennywise… eso fue el primer contacto emocional que tuve con la música, pronto empecé con R.E.M.Pixies, Nirvana, Oasis, Blur, SmashingPumkies, Metallica…, fueron unos años-esponja increíbles donde comencé a coger interés por tocar la guitarra, bien para calmar la soledad de  ser  hijo único, bien para poder tocar las canciones de mis grupos favoritos.

Nunca fui a clase de música, también es cierto que todo lo que sé lo aprendí muy lentamente, primero sonando horrible y luego con el tiempo logré que sólo sonase mal.

 

Por alguna razón empecé a escuchar The Velvet Underground  ahí fue, como si un piano de cola cayese sobre mi cabeza y me diese cuenta de que podía con mi limitada técnica escribir canciones. Me parecía increíble todo lo que hacía Lou Reed, comencé todos los días a escuchar sus canciones, a sacarlas,a copiarlas para hacerlas mías, sin darme cuenta ESTABA ESTUDIANDO algo que jamás me enseñaría nadie y que creo que tampoco podría enseñar yo…  vaya, resulta que podía tocar una canción sin fallos… anda… ya me salían las de REM y Nirvana, y lo mejor de todo empezaba a hacer unas canciones malísimas sobre “mi vecino, la hija puta que me dejó, el cabrón que me pegaba, el castigo injusto de mis padres…” había empezado algo que en mi vida pensé que sería una actividad que me acompañaría todos los días de mi vida hasta hoy.

Motivadísimo, comencé a buscar compañeros que me acompañasen en la aventura de …. ¡Wow! ¡MONTAR UNA BANDA!… ¡menuda locura!, nos íbamos con nuestra paga a comprar discos y luego a pagar una hora de un local de ensayo para hacer ruido… pero era el ruido más guay del mundo, la sensación que me producía 3 segundos te tocar todos al mismo tiempo algo era sobrenatural, ya no me importaba nada más que querer mejorar y llevar a cabo la romántica idea, de que sin tener ni idea de música se podía conseguir hacer canciones que dijesen o transmitiesen algún sentimiento.

Gardening

 

Así llegué hasta unos chicos que se convirtieron pasados los años parte de mis mejores amigos, con ellos monté una banda que se llamaba GARDENING, yo ejercía de mánager poniéndome un nombre falso y buscando actuaciones por toda Galicia hasta que ZASS… Llegó Jonnie Walker y nos coge una canción, “Oneday”,  para sus anuncios en radio, nos patrocina una gira de 6 meses y firmamos el primer contrato… nunca bebí tanto wishky bueno como en aquella época. Llegaron los buenos conciertos, compartimos escenario con bandas que admirábamos y vinieron los primeros festivales, ojo, de aquella no había tantos como ahora… ja jaja, tocar en un festival era algo realmente difícil.

Fue realmente bonito ver como 4 personas que no tenían ni idea mejoraban y evolucionaban juntas… Así hasta el año 2003.

 

Tardé en montar otra banda, fue en 2008, MARTYNEZ, influenciada por sonidos que iban desde el garaje, al rock stoner o el punk rock de mis primeros años… si sí los años de las cintas de cassete que os comentaba…. escuela de muchísimas cosas, grabamos un disco “Human Toys” (2010Yoko Onerecords) y tocamos todo lo que nos caía y apetecía. Con Martynez volví a saborear los Festivales y grandes recintos, giramos atando nosotros nuestros propios conciertos, hacíamos nuestra propia pegada de carteles llamábamos nosotros mismos a los medios en plan… “hola vamos a llenar esta sala, mejor vente y lo compruebas…”

Martynez

Portada del EP “Human Toys”

 

Durante 3 años decidimos tocar todos los miércoles del verano en un pequeño local de Vigo que se llama la Casa de arriba, invitábamos a otras bandas amigas a colaborar cada día… ahí aprendí a tocar, interpretar, buscarse la vida, salir del paso… toooodos los días el mismo público, y teníamos que ofrecer cosas distintas cada día… desde luego que fue como una escuela.

 

En 2013 me envalentono y sin banda, sin discográfica, sin mánager, me meto en el estudio con Ángel Luján para grabar 10 canciones sin saber muy bien que haría después… sólo me importaba tocar, me daba igual el como… os suena? Me recuerda a cuando empezaba con mis primeras bandas. No tenía claro el nombre, pero estaba súper orgulloso y contento, así que decidí llamarlo como yo me llamo, le puse el apellido que me dio mi madre, quizás porque todo el mundo en mi círculo sabía yo que me llamaba Josete Díaz, ponerle VILLANUEVA era una forma estupenda de que si a nadie le gustaba por lo menos pasaría inadvertido jajaja…

Portada del disco “Viajes de ida”

 

Si sois seguidores, lo que viene a continuación os lo podréis imaginar fácilmente, o leerlo en el apartado de Bio de mi página web o redes sociales… en fin… nada que ya no hubiese hecho antes salvo que con la suerte de llegar a mucha más gente y girar en lugares que jamás hubiese imaginado, a personas como tu, que nunca en mi vida pensé que se fuesen a interesar por lo que yo hago, te doy las gracias de verdad, es alucinante poder compartir esto contigo.!!!!!!

Portada del disco “Zoo para Dos”

El resto de mi vida la paso cultivando mi pequeño huerto, leyendo mis libros favoritos, las películas que me apetecen y comiendo un paquete de pipas diariamente, pero esas cosas las dejo para otro post que colgaré próximamente…

 

Bienvenido a la historia de mi vida diaria en este blog….

¡Hasta la siguiente conexión!

 

Abrazos

 

 

 

Josete Villanueva

Share:

Leave a Reply

© 2015 Villanueva Todos los derechos reservados